fb

Consejos para ayudar a tu peque a aprender a leer

Puede que en algún momento te haya preocupado (o te preocupe ahora) el momento en el que tu peque aprenda a leer y escribir.

En primer lugar, deberías saber que, aunque en muchos centros educativos de nuestro país se empiece a enseñar a leer a los peques desde edades muy tempranas, esto no tendría por qué ser necesariamente así. 

Establecer el aprendizaje de estos importantes procesos, sin tener en cuenta su desarrollo psicomotor, del lenguaje y emocional, ni la maduración de sus áreas cerebrales, solo nos puede llevar a dificultades y frustraciones en algunos de nuestros peques.

La Neurociencia ya nos ha demostrado que el aprendizaje de la lectura (desde la motivación y el disfrute) solo se logra cuando el cerebro ha alcanzado una maduración suficiente. Algo que sucede alrededor de los 6 / 7 años y, por lo tanto, antes de esa edad, debería ser un error promover un aprendizaje que no corresponde.

Una preocupación muy frecuente que me suelo encontrar en consulta es: “Pero Bea, si el peque de mi amiga ha aprendido, es porque en realidad sí que están preparados…”

Nunca podemos olvidar que el cerebro de cada peque tiene un ritmo de desarrollo diferente y, en unos se desarrollan y maduran antes unas áreas que otras.

La cuestión es que, como no sabemos qué peques sí tienen esa maduración cerebral y qué peques no, no deberíamos plantear el aprendizaje de la lectura y la escritura a edades a las que sabemos que no todos los peques han conseguido alcanzar dicha maduración.

Además, nunca (pero especialmente a estas edades tan tempranas), nuestro objetivo no debería ser forzar y obligar a nuestro peque a adquirir un determinado aprendizaje. 

Debemos intentar que nuestro peque se divierta mientras aprende, que lo haga desde el disfrute puesto que, de lo contrario, lo único que conseguiremos será que sienta un rechazo absoluto hacia todo lo que tenga que ver con la lectura y la escritura.

Consejos para ayudar a tu peque con la lectura y la escritura

  • Sé un ejemplo: ¿Te gusta leer? A los peques les encanta imitar a los adultos, sobre todo a su mamá/papá. Si te ve habitualmente con libros será más fácil que también quiera. 
  • Rincones de lectura en casa: un lugar para sus libros y un lugar donde sentarse a leer, tal vez pueda tener su propia butaca o que comparta el sofá contigo en la hora de la lectura.
  • Lee mucho a tu peque: si lees a tu peque y haces que se apasione por lo que estás leyendo tendrá curiosidad por aprender a hacerlo y descubrir más historias. Leerle mucho quiere decir todos los días desde que es un bebé, hacer que el momento de lectura sea parte de su rutina.
  • Pregúntale sobre lo que le estás leyendo: Aunque sea un bebé y creas que no te entiende, ¡pregúntale y háblale sobre la lectura! Así le ayudarás a mejorar su comprensión lectora. Irá recapacitando sobre la historia y la encontrará mucho más atractiva.
  • Que elija libros acordes a sus gustos: por supuesto, puedes ver que los libros sean adecuados para su edad y desarrollo, pero permítele que elija los que más le gusten, que sean temáticas que le apasionen, etc.
  • Id juntos a la biblioteca y a la librería: estar en contacto con los libros le ayudará a seguir motivado/a.
  • Haz que sea divertido: Nada como jugar para aprender. Por ejemplo, una buena canción puede enseñarle las letras del abecedario. También puedes crear tus propios juegos. Por ejemplo, recorta dibujos (de alimentos, de objetos, de animales, etc.); escribe el nombre de la palabra y pide que una cada objeto con su nombre escrito.
  • Juegos y materiales relacionados con las letras, que sean divertidos y motivadores. Como cuentos sobre el abecedario, puzzles de letras, escribir letras en arena, sellos de letras, etc.
    • Enriquece su vocabulario: los peques con más vocabulario, que hablan mejor y que reciben más interacciones de vocabulario también tienen ventaja al empezar el aprendizaje de la lectura. Así que es importante potenciar su desarrollo lingüístico desde bien pequeños.
          • Usa un lenguaje rico, variado e interesante.
          • Da nombres adecuados a las cosas que nos rodean.
          • No usar solo el imperativo y el interrogativo cuando nos comunicamos con nuestro peque, tengamos conversaciones con él, mostrar nuestro interés por lo que nos cuentan, contarles nosotros también cosas…
          • Potencia juegos o actividades en familia que promuevan la comunicación.
          • Cantar, jugar, hacer rimas, etc.
          • Buscad momentos de lectura compartida en voz alta.

    Y tú, ¿quieres ayudar a tu peque a aprender a leer y escribir?

    Desde el 18 hasta el 20 de abril tienes disponible mi nuevo curso : “Ayuda a tu peque a aprender a leer y escribir / Parte 1 · Bases previas (3-6 años)”

    • Para que puedas preparar a tu peque para el aprendizaje de la lectura y la escritura, de una forma divertida y motivadora.
    • Totalmente online y sin caducidad, para que puedas verlo y utilizarlo a tu ritmo.
    • Y, además, con un precio muy especial de lanzamiento 

    0 comentarios

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *